According to Save the Children’s “Every Last Girl” report Columbia ranks 75th in terms of girl’s opportunities to survive, thrive, learn and be protected, globally- making it one of the worst countries in the world to be born a girl. Save the Children Columbia are campaigning to combat entrenched issues of social exclusion and gender discrimination through our #EveryLastGirl campaign in the region, focusing on the promotion of sexual health education in the Cauca and Nariño regions and their “Viva La Vida” education project.

  ......................................................................................

Colombia se encuentra en el puesto número 75 donde las niñas tienen menos oportunidades para acceder a sus derechos, por debajo de países como Irán, Namibia o Indonesia, según el informe “Hasta La Última Niña: Libre para vivir, libre para aprender, libre de cualquier daño” de Save the Children. Hemos clasificado a los países en un índice de mejor a peor país para ser una niña, con indicadores basados en el matrimonio infantil, la educación, el embarazo adolescente, las muertes maternas y el número de parlamentarias.

En Colombia, centramos nuestros esfuerzos en promover la equidad de género, eliminar cualquier tipo de violencia y difundir la educación sobre salud sexual reproductiva en Cauca y Nariño. A través del proyecto Vive la Educación, financiado por el Gobierno de Canadá (Global Affairs Canada), hemos realizado encuestas que nos muestran que: en las instituciones educativas de la Costa Pacífica de Cauca y Nariño hay importante falta de información por parte de los docentes y estudiantes en temas de género. También indica la necesidad de cambiar percepciones y fortalecer conocimientos y competencias en temas de equidad de género, incluyendo salud sexual y reproductiva.

Una encuesta con 342 estudiantes indica grandes brechas de información:

  • El 92% desconocían que tenían derechos sexuales y reproductivos.

  • El 98% plantean que en sus instituciones educativas no cuentan con un proyecto de educación sexual.

  • El 83% creían que las personas con diferente orientación sexual son enfermas.

  • El 20% de niñas que han estado embarazadas desconocían las causas biológicas de su embarazo.

Estos datos reflejan la urgencia de implementar procesos educativos sobre equidad de género en las escuelas.

Según fuentes del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar del Cauca, las niñas entre 10 y 14 años siguen siendo las víctimas predilectas de los abusadores sexuales de la región. Según datos del Perfil Epidemiológico del departamento de 2012, en el Cauca, el porcentaje de embarazos en adolescentes entre 10 y 19 años fue del 23.3%, de cada 10 adolescentes, 2 están embarazadas o han tenido su primer hijo.

El objetivo del eje educativo es propiciar transformaciones en el proceso educativo para incidir en el cambio de imaginarios culturales que contribuyan a una mayor visibilidad y valoración de los derechos de las mujeres y a cambios en la valoración y reconocimiento de roles, buscando garantizar una educación no sexista, igualitaria, equitativa, y democrática,  y una formación para el trabajo sin sesgos de género.  

Para acabar con las barreras que impiden a las niñas y adolescentes cumplir con todos sus derechos, lanzamos la campaña Hasta la última niña.  Estamos trabajando para enfrentar las raíces de la exclusión y falta de empoderamiento de las niñas tanto en Colombia como en el mundo. Con esfuerzos e inversión sostenidos, el cambio es posible. Es posible construir un mundo que garantice los mismos derechos y libertades para que hasta la última niña pueda alcanzar su máximo potencial. Esto exige trabajar de forma coordinada con grupos de interés en todos los niveles -incluidos hombres y niños- con la finalidad de facilitar entornos en los que las niñas gocen realmente de todos sus derechos en igualdad y puedan prosperar.